Search

Schnabel se presenta en Málaga y México está presente en su obra

María Esther Beltrán Martínez Fotos: J. Carlos Santana


Málaga, España.- La obra del artista norteamericano Julian Schnabel se presenta en la exposición Schnabel anda Spain: Anything Can Be a Model a Painting, la comisaria ha estado a cargo de Fernando Francés y Cy Schnabel, hijo del artista.

El visitante podrá ver veintitrés pinturas realizadas desde 1997 hasta la actualidad. Obras que por su gran formato permite adentrarse en cada detalle del cuadro y disfrutar de cada uno de los personajes que os presenta, así mismo del ritmo de su pincelada.

“Schnabel es un artista que revisa la historia del arte, los aspectos de género típicos como el paisaje o el retrato pero desde perspectivas nada establecidas apoyándose en el expresionismo o en ocasiones, cercanos a la abstracción. En el resultado final de sus obras, su mirada y pensamiento nos recuerda a otras maneras de pintar del pasado” expresa, Fernando Francés.

Agrega que las obras que componen la exposición poseen un particular estilo que oscila entre la abstracción y la figuración, caracterizado por sus manchas blancas que recorren la obra estableciendo un vínculo con ella, las intervenciones sobre materiales encontrados como lonas o vallas publicitarias a las que otorga un significado distinto del fin para el que habían sido creados o la apropiación de imaginario hallado en tiendas.

“En el proceso creativo de sus obras Schnabel emplea diversas técnicas y recursos como una manguera, trozos de tela impregnados en pintura, sus dedos o pinceles para ejecutar los gestos pictóricos que plasma en su obra. Su trabajo muestra la constante investigación del artista por descubrir y aplicar las diferentes formas de aplicar la pintura”.

Cy Schnabel explica que la exposición en Málaga, la ciudad donde nació Picasso, explora la actitud general de Schnabel ante la creación artística y alguno de los grandes temas por los que se ha caracterizado su obra desde sus inicios, a mediados de los años setenta: el cuestionamiento de las ideas convencionales sobre la superficie de la pintura, el abordaje de la relación entre lo pictórico y lo que constituye el objeto, las intervenciones sobre materiales encontrados y la apropiación de la imaginería encontrada, un enfoque que no sé ciñe a ningún estilo concreto un magnífico un manifiesto de diversos modos de expresión personal donde no se establece distinciones jerárquicas entre la abstracción y la figuración.

Cy señala que su padre hasta las pinturas sobre materiales encontrados o desechos conservan la forma original de estos últimos es decir que el uso previo y el carácter funcional determinan la forma final de los cuadros en lugar de ajustarse al rectángulo genérico ejemplo magnífico de ellos son las obras sobre tela encontradas en un mercado al aire libre en México.

Sobre su relación del artista con México, explica su hijo:” Cuando mi padre tenía 15 años, sus padres se fueron a vivir a Brownsville, en la frontera de Texas, a orillas del Golfo de México. Gracias a su dedicación al surf, Julián tuvo ocasión de hacer muchos viajes por el norte y el sur de México, país que ha tenido una influencia enorme sobre él. Tiene una casa en el estado de Guerrero, en la costa del Pacífico, adónde va con frecuencia a pintar al aire libre. Pasando en coche junto a una localidad situada en la base de la Sierra Madre sur le llamaron la atención unas telas sintéticas de colores muy vivos que cubrían un mercado de frutas itinerante. Sus tonos únicos de rosa y morado, que no están disponibles en el mercado, ya que surgen de una prolongada exposición al sol, forman la piel de sus abstracciones rosadas. Las manchas, agujeros y accidentes diversos debido a su uso las convierten en un material perfecto para suscitar una respuesta pictórica. Se trata de una superficie con una densa historia y muchas capas de autoría anónima e involuntaria, que ejemplifica la idea de la composición como un mapa temporal, largamente adoptada por Julián. En la exposición, los ejemplos más tempranos de estas obras son del 2015. Vemos líneas de color azul claro, hechas con pinturas en aerosol, que se cortan en varios puntos, y que son al mismo tiempo dedicada, sueltas y arquitectónicas. Parecen paisajes esqueléticos, plasmaciones engañosas de las costas o de movimientos esporádicos de mar. Sobre el material se posan las formas blancas y sólidas que casi ejercen la función de puntos ciegos que trastocan el plano pictórico. Estas obras remiten a Tápies: gestos abstractos que se materializan a través de materiales poco convencionales, con marcas recurrentes que funcionan como signos”.